Fontanería

Fontaneros Profesionales.

Los fontaneros instalan, reparan y mantienen sistemas de agua fría y caliente, servicios sanitarios, sistemas de calefacción y sus tuberías, y sistemas de subministro de gas. También pueden dedicarse a la impermeabilización de techos.

Los fontaneros trabajan en una gran variedad de sitios, incluyendo casas, edificios industriales y comerciales, barcos, etc.

Usan distintos tipos de herramientas manuales y eléctricas, incluyendo llaves, llaves inglesas, sierras, cortadoras y equipo de soldadura. Se encargan de cortar, doblar, unir y fijar materiales como plomo, cobre, aluminio, zinc, plástico y hierro.

El trabajo de instalación incluye sistemas de calefacción central y sus tuberías, sistemas de drenaje y sistemas de refrigeración de gran tamaño para la industria.

Una vez instalado el equipo, el fontanero lo pone a prueba para asegurarse de que funciona de manera eficiente y segura.

Los trabajos de mantenimiento y reparación incluyen un mantenimiento rutinario y reparaciones de emergencia. Los trabajos de reparación consisten en detectar averías, reemplazar o reparar piezas dañadas, realizar pruebas y asegurarse de que el sistema funciona correctamente.

El trabajo de un fontanero puede requerirse para hacer reparaciones de emergencia, especialmente en invierno, si las tuberías se congelan.

Un fontanero necesita:

  • Buenas habilidades prácticas.
  • Trabajar con cuidado, siguiendo las especificaciones establecidas y, a menudo, mediante la interpretación de planos y dibujos.
  • Buenas habilidades interpersonales, ya que a menudo debe reunirse con clientes en sus propios hogares.
  • Estar físicamente en forma, ya que el trabajo implica permanecer flexionado durante mucho tiempo o trabajar en espacios reducidos e incómodos.
  • Conciencia sobre la importancia de la salud y la seguridad en esta industria.
  • Sentirse cómodo trabajando en las alturas.

Los fontaneros usan herramientas de corte afiladas y potentes, por lo que no deben sufrir problemas médicos, tales como los desmayos mareos frecuentes, que podrían ser un peligro para ellos y para los demás trabajadores.

Desplazarse a través de un área local es habitual, por lo que un permiso de conducir puede ser un requisito fundamental del puesto de trabajo.

Este trabajo podría resultar poco adecuado para personas que sufren enfermedades cutáneas, como eczemas o molestias respiratorias, como asma.

Solicite Información